Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ambientes cerrados, abiertos o flexibles

Estoy queriendo agarrar ritmo en mi investigación, y de verdad me está costando…

No he logrado definir y delimitar con claridad lo que quiero, aún así el proceso además de estresante ha sido interesante pues he encontrado nuevas aproximaciones y quizá nuevos problemas. Presento aquí algunas preguntas, con la intención de que quizá al escribir y al ser leía y comentada, pueda ir tomando forma todo este masacote.

El título del anteproyecto tiene que ver con ecosistemas de aprendizaje ¿Qué es un ecosistema de aprendizaje? bueno esto es algo que tengo que definir y que he estado trabajando, pero aún no hay nada definitivo. Aventuro una definición sencilla:  Desde un enfoque biológico, un ecosistema es un sistema natural integrado por un conjunto de organismos vivos y el medio físico en donde se relacionan. Se trata de una unidad compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo hábitat o ambiente.

Al utilizar esta analogía del ecosistema biológico para entender el aprendizaje, se puede pensar que el hábitat o el ambiente determinan el tipo de interacción así como los roles y funciones que desempeñan los actores (u organismos) que forman parte del mismo. De este modo y desde la perspectiva sistémica que la noción misma conlleva, un cambio en el ambiente generará cambios en las maneras en que las personas dentro del ambiente (estudiantes, no estudiantes, docentes o no docentes, expertos o pares) se relacionan entre sí y con información, con fines educativos.

Ahora definamos ambiente, ambiente de aprendizaje:

Para Chan (2004) “el ambiente de aprendizaje es un conjunto de entornos, un contexto cercano en el que se relacionan entre sí sujetos y objetos”, y está conformado por espacios y objetos presentes en dichos espacios. Esta definición denota una aproximación sistémica a la noción de ambiente, donde son precisamente las relaciones que se dan en él las que lo definen más que la coincidencia en tiempo y lugar de sus componentes. La visión de Chan coincide con la noción planteada de ecosistema de aprendizaje al poner el énfasis en las interacciones que tienen lugar en éste. Incluso podría pensarse en ambientes de aprendizaje que conforman ecosistemas de aprendizaje más complejos y más variados en cuanto al tipo de interacciones, experiencias, usuarios e información que concurren ahí.

Bien, ahora introduzcamos un elemento más: los LMS o coloquialmente conocidos como “plataformas” para el aprendizaje en línea. Con lo anterior y hasta aquí, la pregunta es ¿los LMS son ambientes de aprendizaje? ¿qué son o qué función tienen en un ecosistema de aprendizaje? La respuesta no la sé, pero mi hipótesis es que pueden ser ambientes o pueden ser sólo un entorno o un componente del ecosistema. ¿Qué es lo que lo determina? (de nuevo una hipótesis) las interacciones que tienen lugar al interior de LMS, pero también fuera de éste. Estas interacciones son definidas en un proceso de diseño y gestión del ambiente y también de la instrucción (habría que ver si la intrucción no es parte del diseño y gestión del ambiente). Aquí es donde entra lo de ambientes cerrados y ambientes abiertos.

En un ambiente cerrado, las interacciones para el aprendizaje tendrían lugar sólo dentro de éste. Es decir, un estudiante encontraría “todo” lo que se necesita para aprender ahí dentro,  pero ¿en verdad será suficiente?

Un ambiente abierto, por su parte, no tiene restricciones, podríamos pensar en una red social o incluso en toda la Web como un ambiente abierto, pero ¿es conveniente? (y conveniente para quién?)

Pero si pensamos en un ambiente mixto, dinámico y flexible?

Así como el aprendizaje existe en espacios no formales e informales en la vida, también hay aprendizaje en espacios virtuales no formales o informales, pero que tanto el aprendizaje reglado (que se da en espacios formales) como aquel que es más abierto o “invisible”, son necesarios y complementarios… aquí un ecosistemas de aprendizaje combinaría entornos formales y no formales (es decir, al interactuar con entornos fuera del propio o institucional, éstos se volverían parte del ambiente) para efectos de satisfacer la demanda de formación de una persona o grupo de personas… o bien, para desarrollar competencias.

Mis preguntas al respecto:

  • ¿Qué es un ecosistema y qué es un ambiente? ¿se puede hablar de ecosistemas de aprendizaje? ¿qué se entiende como ecosistema de aprendizaje?
  • ¿Los ambientes y las interacciones que éstos promueven condicionan el aprendizaje?
  • Si existe la posibilidad de que el hombre transforme su ambiente natural, ¿un ambiente artificial podría o debería también ser susceptible de transformaciones por quienes interactúan en él?
  • ¿Cómo aprovechar las TIC, concretamente aplicaciones abiertas tipo web 2.0 para generar espacios o entornos propicios para el aprendizaje desde una institución de educación superior?
  • ¿Cómo debiera pensarse el currículo y el diseño educativo para espacios abiertos en el marco de la educación superior?
  • ¿Es posible el cambio en las maneras de aprender y en la calidad de los aprendizajes que resultan si los espacios/entornos y estructuras/experiencias son pensados y gestionados de formas distintas a la tradicional (centradas en los contenidos y en la figura del docente como su poseedor)?
  • ¿Qué tipo de entornos y experiencias de aprendizaje podrían favorecer el desarrollo de competencias profesionales?
  • ¿Qué tipo de interacciones permitirían que el ambiente se regule y se vuelve flexible (cerrado-abierto)?
  • ¿cómo gestionar el aprendizaje formal e informal en un ambiente altamente distribuido, dinámico y complejo como es el entorno web?
  • ¿cómo sería un modelo de diseño educativo que permita gestionar el aprendizaje en el entorno web?  ¿sería pertinente o necesario un modelo de diseño?
  • ¿cómo gestionar entornos web abiertos y cerrados para crear ecosistemas de aprendizaje flexibles (adaptables, personalizables y dinámicos)?

 

… bueno, por lo pronto que sigue

Ahora lo que toca (además de seguir recabando información al respecto, definir y delimitar) es hacer una revisión de los LMS y cómo son usados en algunas universidades; la comparación entre distintos LMS y sus características, para con esto ir identificando si estas plataformas por sus propiedades pueden facilitar la flexibilidad (o interacción con el exterior) del ambiente. Aquí ya tengo duda de la relevancia de este paso, pues el supuesto es que el diseño instruccional es el que determinaría la interacción con el exterior. El paso relevante sí es efectivamente, revisar los cursos y ver en qué medida promueven este tipo de interacciones, checaríamos si el diseño es “abierto”. De hecho todo esto surgió al toparme con la necesidad de definir “cerrado”, “abierto”, “flexible” como condición para evaluar los cursos.

Lo segundo sería comprobar que sí hay aprendizaje en los ambientes no formales e informales, (es decir, fuera del LMS institucional), qué tipo de aprendizajes son y bajo qué procesos se dan. Fácil no? 😛

Mi hipótesis es que así como el aprendizaje existe en espacios no formales e informales en la vida, también hay aprendizaje en espacios virtuales no formales o informales, pero que tanto el aprendizaje reglado (que se da en espacios formales) como aquel que es más abierto o “invisible”, son necesarios y complementarios… por eso yo hablaba de ecosistemas de aprendizaje, donde un ecosistema combinara entornos formales y no formales para efectos de satisfacer la demanda de formación de una persona o grupo de personas… Este es como mi planteamiento inicial, claro que todo esto hay que desarrollarlo, describirlo y fundamentarlo… y probarlo…Mi hipótesis es que así como el aprendizaje existe en espacios no formales e informales en la vida, también hay aprendizaje en espacios virtuales no formales o informales, pero que tanto el aprendizaje reglado (que se da en espacios formales) como aquel que es más abierto o “invisible”, son necesarios y complementarios… por eso yo hablaba de ecosistemas de aprendizaje, donde un ecosistema combinara entornos formales y no formales para efectos de satisfacer la demanda de formación de una persona o grupo de personas… Este es como mi planteamiento inicial, claro que todo esto hay que desarrollarlo, describirlo y fundamentarlo… y probarlo…
Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Pensando en modelos

Comencé por preguntarme qué era un modelo y mi respuesta fue algo así como una representación de la realidad, una referencia, una manera de entender las cosas y también una guía para hacerlas (en el caso de un modelo de intervención).  No quise quedarme con mi primera definición y comencé a buscar otras. Encontré varias definiciones de modelo, pero primeramente en wikipedia y en sitios como definiciónde, que he decir que me sirvieron como de primer acercamiento, y en el caso de wikipedia, como un ampliador de perspectiva, pues define más de  5 tipos de modelos. Hice búsquedas más refinadas pero aunque la palabra modelo aparece miles de veces en las bases de datos, hasta donde pude ver son pocos los que definen el término. Pareciera que damos por hecho de que todos sabemos qué es un modelo, o al menos tenemos de idea de.

Bueno, mi búsqueda no fue un fracaso, encontré cosas interesantes  que quisiera compartir. Comenzaré por compartir algunas definiciones encontradas.

En wikipedia

Modelo científico (no existe modelo “a secas”):

Es una representación abstracta, conceptual, gráfica o física, matemática, de fenómenos, sistemas o procesos a fin de analizar, describir, explicar, simular – en general, explorar, controlar y predecir- esos fenómenos o procesos. En general un modelo permite determinar un output o resultado final a partir de un input o datos de entrada.

Sobre esta definición podríamos decir que se trata de una “copia” o “traducción” (no sé cuál sería la mejor palabra) de algo, de modo que ese algo pueda manipularse para conocerlo y explicarlo mejor. Lo que me resulta interesante de esta definición es como un modelo hace referencia a un sistema, supongo que es porque se considera que la realidad a la que emula es también vista como sistema. De este modo, un modelo debe corresponder que la realidad que representa.

En definición.de

La definición se retoma del diccionario de la Real Academia Española (RAE), un modelo es un arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo.

Esta definición se distingue de la anterior por la finalidad del modelo, mientras que en la primera la finalidad del modelo científico es analizar, describir, explicar, comprender… la realidad representada, aquí se trata de imitarla. De ahí la frase “es modelo a seguir”. Quizá esta idea o noción de actuación de cierto modo tenga que ver con la idea de modelo de intervención que mencioné al inicio.

Hay una acepción más: modelo es la representación en pequeño de alguna cosa (modelo físico); el esquema teórico de un sistema o de una realidad compleja (modelo conceptual).

Definición.de también menciona modelo científico como un tipo de modelo, y lo define como el resultado del proceso de generar una representación abstracta, conceptual, grafica o visual para analizar, describir, explicar, simular y predecir fenómenos o procesos.

Saliendo un poco de estas páginas de definiciones, encontré el significado de modelo desde una perspectiva ecológica y biológica en http://www.tecnun.es/asignaturas/Ecologia/Hipertexto/01IntrCompl/111Model.htm

El encabezado de la página web es muy sugerente en cuanto al significado de modelo: “Modelos para entender lo complejo”. Se plantea que para estudiar fenómenos tan complejos como la biosfera o el clima, necesariamente habrá que hacer simplificaciones que consideren aquellos elementos más relevantes o significativos, “las propiedades más importantes y básicas”.  Esta versión simplificada es el modelo. Esta reducción o simplificación supone una delimitación, que comparo yo con objeto de estudio (la biosfera, el clima… el AMBIENTE).

“Un modelo es una simplificación que imita los fenómenos del mundo real, de modo que se puedan comprender las situaciones complejas y podamos hacer predicciones”. Esta idea de modelo está en sintonía con las definiciones de modelo científico: comprender.

Lo que resulta particularmente enriquecedor de esta fuente, es la representación (modelo?) de los componentes de un modelo y que comparto con ustedes:

“Modelo gráfico (explicación en el texto)” (Según Odum 1985, modificado)

E son las fuentes de energía o las fuerzas que impulsan el sistema, los inputs o entradas. F representan los caminos por los que puede circular la energía o los materiales de unos componentes a otros. P y C representan los distintos componentes. I son puntos de interacción en los que se producen modificaciones, aumentos o disminuciones de los flujos. R son retroalimentaciones que indican que un componente posterior del sistema está influyendo sobre componentes previos.

Los ejemplos que se presentan para explicar este modelo gráfico son sencillos, los invito a revisarlos. Tal vez nos sirvan de analogías a la hora de pensar en ambientes de aprendizaje, o en procesos educativos.

Una recopilación interesante sobre el concepto modelo, es la que hace Rómulo Gallego (2004) en su artículo “Un concepto epistemológico de modelo para la didáctica de las ciencias experimentales”. A continuación recupero algunas definiciones presentadas en dicha publicación.

La primer definición presentada es la de Scheler (1926, en Gallego, 2004) que hace referencia a modelo mecánico. Se propuso esta definición pues la finalidad del mismo era comprender y actuar sobre la naturaleza. Comprender para luego actuar.

Otra definición de modelo presentada por Gallego (2004) es la de “estructura conceptual que sugiere un marco de ideas para un conjunto de descripciones  que de otra manera no podrían ser sistematizadas”. Se explica que desde esta noción, un modelo une inferencialmente las proposiciones que afirman algo sobre los fenómenos que en él se integran. Así, el modelo impulsa la inteligibilidad y ayuda a la comprensión de los fenómenos. Esta noción conlleva la idea de que un modelo no sólo representa la realidad, tal como es, sino que  a través de este pueden establecerse relaciones entre distintas variables que de manera natural no se darían, por lo que cita a Hanson (1958) al definir modelo como un espacio para explicaciones posibles y direcciones que conducen a lo no sorprendente. A este respecto se menciona el riesgo de el foco de la investigación se centre en el modelo y no en la relación de éste con la realidad que representa. Encontramos aquí la primera debilidad de los modelos.

Más definiciones

Modelo:

  • Se define como una serie de realizaciones que sirven durante una época de ciencia normal para definir problemas y métodos legítimos en un campo específico de investigación (Gallego 2004:303).
  • Es una construcción imaginaria y arbitraria de un conjunto de objetos o fenómenos. El modelo se formula conceptual y metodológicamente con el propósito de estudiar el comportamiento, provocado o no , de esos objetos o fenómenos.
  • Simplificación o representación idealizada de los sistemas que existen en la naturaleza (Del Re 2000, en Gallego, 2004).
  • Los modelos son analogías de los sistemas reales.

En estas definiciones encontramos elementos nuevos que deben ser considerados. En la primera definición tenemos la idea de que no sólo explican y permiten intervenir en la realidad, si no que son marcos de referencia para la definición de problemas y métodos.

En la segunda definición resalta la cuestión de formulación metodológica. Se entiende entonces y de acuerdo también con la primer definición, un modelo además de definir el problema establece o al menos da pie a un marco metodológico para estudiarlo.

Las últimas dos definiciones se relacionan bastante con la noción “ecológica” de modelo: simplificar, hacer comprensible la complejidad (naturales, sociales…).

Bueno, antes de terminar con esta primera aproximación al concepto modelo, quisiera mencionar su principal limitante de los modelos: “Los modelos son siempre incompletos, ya que no abarcan todos los problemas que se espera han de ser resueltos”  (Kuhn, 1972 en Gallego, 2004:303). Los modelos están incompletos, no son la realidad, son solamente modelos y por tanto, aunque muy útiles, son un filtro, creado por nosotros para entender y explicar lo que nos rodea.

FUENTES CONSULTADAS

(s. d.). Ciencias de la tierra y el medio ambiente. Consultado en línea el 12 de octubre de 2010: http://www.tecnun.es/asignaturas/Ecologia/Hipertexto/01IntrCompl/111Model.htm

Definicion.de (s. f.). Definición de modelo. En definicion.de. Consultado en línea el 10 de octubre de 2010: http://definicion.de/modelo/ .

Gallego, R.  (2004). Un concepto epistemológico de modelo para la didáctica de las ciencias experimentales. Revista electrónica de enseñanza de las ciencias, 3 (3), 301-319. Consultado en línea el 8 de octubre de 2010: http://reec.uvigo.es/volumenes/volumen3/Numero3/ART4_VOL3_N3.pdf

Wikipedia (2010). Modelo científico. En Wikipedia. Consultado en línea el  10 de octubre de 2010: http://es.wikipedia.org/wiki/Modelo_cient%C3%ADfico .

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario